La importancia de ganar nuestro saque

El saque es uno de los golpes fundamentales en el pádel, el golpe que nos permite tener un nivel de competitividad consistente. Al igual que en el tenis, es fundamental ganar nuestro servicio si queremos ganar el partido. La gran diferencia es que en el pádel, el saque no suele ser definitivo. La única ventaja con la que contamos es el empezar con la iniciativa en el punto por lo que tenemos que trabajarlo bien.

Vamos a ver el saque desde dos puntos de vista, desde el que saca y tiene que subir a la red y la labor del compañero.

El que saca.

El saque no es definitivo, por lo que es importante subir rápidamente a la red para terminar el punto. Si no nos da tiempo a alcanzar la posición porque el resto ha sido rápido, nos detendremos para golpear la bola y continuaremos el camino a la red. Muy importante el pararse para golpear la pelota. Ya desde la red, intentaremos acabar el punto.

Es importante meter un buen porcentaje de primeros. El rival esta más nervioso con nuestro primer servicio y su resto será menos preciso. En puntos importantes como bolas de break o de set hay que meter el primero, aunque sea mas despacito, no queremos jugar estos puntos con segundos. Además un buen saque no tiene por que ser rápido, lo que necesitamos es tiempo para alcanzar la red.

El compañero.

Posición de espera en la red

Tu compañero ya está en la red. Siempre en posición de preparado, muy alerta. Bien pegado a la red cubriendo todo lo que pueda. Lo principal es, en principio, cuidar nuestro pasillo. Normalmente la mayoría de los restos los juegan en cruzado y en un nivel avanzado, de vez en cuando habría que buscar algún cruce. Esto es, ocupar la zona de tu compañero para acabar el punto. Para esto hay que ser rápido y tener una buena volea, Lo realizaremos mejor cuando el cruce nos quede de derechas, mas fácil que un revés, pero también se podría. Hay que cruzarse cuando lo veamos claro, sino acabamos el punto nos quedaremos descolocados y podemos perder la iniciativa e incluso el punto.

Como ejecutar el saque en padel.

El reglamento nos dice que en el saque no se puede golpear la pelota por encima de la cintura ni en movimiento. Hay que hacerlo detrás de la línea de saque y en cruzado. Esas son las restricciones básicas que tenemos. Pero a partir de ahí, la técnica de golpeo nos dará la diferencia fundamental a la hora de ganar los juegos en los que sacamos.

El saque en padel

En el momento de efectuarlo, hemos de realizarlo en una posición tal que los pies queden alineados con la pala (de lado) y hemos de tener la pala preparada atrás y arriba. La mano que sostiene la pelota ha de estar extendida, a la altura del hombro. Hay que dejar caer la pelota, no tirarla, para que no se nos desvíe.

Intentaremos golpear la bola en el punto más alto (siempre que no nos rebase de la cintura). El efecto ideal es el cortado (de arriba a abajo) para que el rebote sea el mínimo posible y dificultemos así el resto.

En cuanto a la dirección, hay que tratar que la pelota bote cerca de la pared, para dificultar el resto tras el rebote. De vez en cuando, para sorprender al rival, podemos sacar en paralelo. El rival no debe acostumbrarse siempre al mismo saque.

El compañero del que sirve tiene que estar bien pegado a la red cubriendo su lado de la red pero también atento para poder cruzarse si el resto no es bueno.

Fallos típicos en los saques de los jugadores principiantes son no levantar la pala en la preparación del golpe, no colocar los pies de lado respecto a la línea de saque, así como no intentar buscar la pared en todos los saques que no sean paralelos.

Practicar con diferentes efectos (siempre cortando la bola) y con diferentes gestos bajando la pala. Cuando, sin pegar demasiado fuerte, la pelota “corra” mucho y tengáis control sobre la dirección y altura, quiere decir que vais por el buen camino.